Pastelería Artesana desde 1970


En Pastelerías V. Polo contamos con personal altamente cualificado que le dará una atención amable y profesional. Somos reconocidos en Palencia por nuestra rica pastelería y bombonería entre muchas otras cosas.

El trato cercano pero elegante que damos, así como nuestra amplia variedad de productos nos han convertido en una de las pastelerías más completas de la ciudad.


TIENDAS Y OBRADOR

Pastelería Jardinillos

Plaza de León, 5
34001 Palencia
Teléfono 979 750 428

Horario de apertura de tienda de lunes a domingo
Mañanas de 08:30 a 15:00 h
Tardes de 17:00 a 20:45 h

image-1099415-jardinillos6-9bf31.jpg
image-1099415-jardinillos6-9bf31.jpg
image-1099413-jardinillos3-8f14e.jpg
image-1099414-jardinillos5-aab32.jpg
image-1099414-jardinillos5-aab32.jpg
image-1099413-jardinillos3-8f14e.jpg

Pastelería Modesto

Modesto Lafuente, 29
34002 Palencia
Teléfono 979 724 641

Horario de apertura de tienda de lunes a domingo
Mañanas de 08:30 a 14:30 h

image-1099484-modesto_lafuente-c9f0f.jpg
image-1099426-modesto_lafuente-polo-pasteleria-c51ce.jpeg

Pastelería Bigar Centro

Casado del Alisal, 26
34002 Palencia
Teléfono 979 743 244

Horario de apertura de tienda de lunes a viernes
Mañanas de 09:00 a 14:30 h
Tardes de 17:30 a 20:30 h

Horario de apertura de tienda de sábado y domingo
Mañanas de 09:00 a 15:00 h
Tardes de 17:30 a 20:30 h

image-1099416-bigar1-16790.jpg
image-1099417-bigar2-6512b.jpg

Pastelería Mayor

Calle Mayor, 87
34002 Palencia
Teléfono 979 119 004

Horario de apertura de tienda de lunes a viernes
Mañanas de 09:15 a 14:30 h
Tardes de 17:00 a 20:40 h

Horario de apertura de tienda de sábado y domingo
Mañanas de 09:45 a 14:30 h
Tardes de 17:45 a 20:45 h

image-1099427-calle_mayor-c20ad.jpg


Pastelería Italia

Calle Italia 26
34004 Palencia
Teléfono 979 725 892


Horario de apertura de tienda de lunes a viernes
Mañanas de 08:30 a 14:15 h

Horario de apertura de tienda sábado
Mañanas de 08:45 a 14:15 h
image-1099424-obrador-c51ce.jpg
image-1099425-tienda_obrador-c9f0f.jpg

OBRADOR

Calle Italia 26
34004 Palencia
Teléfono 979 725 892





image-1099424-obrador-c51ce.jpg

NUESTRA HISTORIA


Palencia 1970. 
Valeriano Polo y Monserrat Fraile ponían el pilar de lo que sería una aventura familiar y empresarial que con los años se convertiría en lo que hoy es V. Polo Monse, S. L. Y como en todo tipo de aventuras, desempeñaron un papel a partes iguales, el tesón, el esfuerzo, la lucha y el carácter emprendedor de un matrimonio. Valeriano y Monse llevaban dos años en Palencia. Él, con 27 años, trabajaba como pastelero en la Panadería La Flor. Ella, secretaria de 18 años, cuidaba a su hija pequeña en casa y aguardaba pacientemente que su marido llegara de su larga jornada de trabajo. Un día, harta de que el perfeccionamiento de Valeriano le impulsara a trabajar más horas de las debidas en la panadería le animó a que dedicara ese tiempo a un negocio propio. 

Formación no le faltaba. Criado en el seno de padres pasteleros de la vallisoletana calle la Cebada, comenzó a trabajar a la edad de 8 años y ya no paró de hacerlo hasta los 16, edad en la que decidió que lo había aprendido todo de su padre y era hora de conocer nuevas formas de hacer pastelería. Dicho y hecho, hizo la maleta y recorrió España en busca de las mejores fórmulas; recorrió obradores de Gijón, Oviedo, León, Medina del Campo y San Sebastián, casi siempre por el jornal de los de antes, un ridículo sueldo, cama y comida.
Una gran ilusión y tenacidad fueron los pilares de ese negocio, puesto que dinero no había y lo que obtuvieron fue gracias a avales personales de amigos que sabían lo trabajador que era la pareja; ellos mismos con sus manos tuvieron que adecuar lo que era un domicilio particular para transformarlo en un establecimiento de cara al público. Esa decisión de tener un negocio propio es el origen de la primera Pastelería Polo en Modesto Lafuente. Obrador y tienda compartían local, Monse se ocuparía de los clientes y Valeriano de endulzarles los paladares.

Desde el principio la idea del matrimonio es ofrecer un producto y un servicio de primera calidad. Pronto, los abisinios de crema, una amplia variedad de surtido de pasteles, pastas de té y tartas se hicieron famosas y se constituyen en indiscutible referente para los postres y desayunos de la sociedad palentina del mejor gusto.
El tremendo éxito obligó a ampliar las instalaciones de las dos actividades, comercial y productora. Trufas de chocolate, croissants de mantequilla; los primeros muses que desplazan a yemas y mantequillas se convierten en un aliciente más para que el cumpleaños de un hogar no sea completo sin una tarta de Polo. En 1978 la demanda de los palentinos obligó a abrir otra tienda en el señorial barrio de Bigar Centro, enclavada en un área de clientela joven.

En esa década se fueron incorporando nuevos productos a nuestros mostradores con cafetería degustación, pastelería salada, repostería fina, helados, bombones y productos típicos de Palencia.
En Diciembre de 1984 se inaguró la tienda de Jardinillos, concebida para dar cabida más cantidad de especialidades y público, habilitada con espacios más exclusivos para la celebración de eventos familiares y actos sociales y profesionales.
A lo largo de los años 90 se incorporaron paulatinamente las hijas del matrimonio: Monse, Marta y Miriam Polo, participando paulatinamente en la gestión del negocio familiar. Aportan, por un lado, su formación y preparación más completas, nuevas perspectivas, nuevas ideas, pero sin olvidar que la esencia tradicional de Pastelería Polo, la clave de su éxito eran y siguen siendo, calidad y servicio.
En la actualidad, Pastelería Polo sigue haciéndose día a día. Un esfuerzo que se pone de manifiesto en el volumen de negocio que no ha dejado de crecer. El obrador no da abasto para la cantidad y variedad de pedidos que se hacen. Ya está en marcha la construcción de otra fábrica, de mil metros cuadrados repartidos en dos plantas, más moderna, con los mejores y más innovadores adelantos tecnológicos. Con mayor capacidad, con un equipamiento mucho más moderno, donde tendrá cabida la fabricación de todos los elaborados que nos caracterizan, garantizando toda la frescura, el aroma y el sabor de la repostería recién hecha; y la incorporación de nuevas líneas de negocio. Introduciéndose, por ejemplo, en el mundo de la restauración y catering, y en la producción de bombones, helados y dulces para la venta a terceros.


Este ya es el V. Polo Monse del siglo XXI. Una empresa que ya ha cumplido 50 años. Una experiencia de la que pocos pueden presumir y que para Pastelería Polo constituye, además de un orgullo, un estímulo para seguir trabajando. 
No hemos descuidado ni un instante esos cimientos que nos vieron crecer y que hicieron ganarnos la confianza de nuestros fieles clientes. Una aventura familiar apasionante que ha integrado ya a diversas generaciones, un vínculo extraordinariamente fuerte entre aquella vieja generación gremial, en la que la experiencia y el saber se pasaba de padres a hijos, y los más avanzados conceptos de gestión empresarial. Una sola idea a través del tiempo.